James Taylor

James Taylor (Boston 1948), cantante, compositor, guitarrista y actor, compuso uno de sus temas más conocidos “Carolina in My Mind” durante su estancia en Formentera en 1968.

Taylor ha sido considerado por la crítica musical como el máximo exponente del rock acústico, dentro de su extenso repertorio destaca la canción compuesta en Formentera durante unas vacaciones en la época en la que estaba grabando en Londres su primer disco.

La música del ecléctico James Taylor es admirada y se considera única e irrepetible desde ámbitos y estilos muy distintos. Sus temas han sido interpretados por artistas de estilos tan dispares como: Elvis Presley, Caetano Veloso, Milton Nascimento, Lucio Battista, Presuntos Implicados, Ana Belén, Ray Charles, Al Jarreau, Miles Davis, John McLaughlín o Pat Metheny entre otros muchos interpretes.

Entre 1967 y 1972 Formentera vivió y fué protagonista de un auténtico “lustro de oro” de la música pop: Bob Dylan, James Tylor, Pink Floyd, King Crimson y Pau Riba crearon desde aquí algunas composiciones que marcaron un hito en la historia comtemporánea de la música popular.

En el primer video grabado en los estudios de la estación de radio vía satélite Sirius XM (donde Bob Dylan tiene un programa en el que durante una hora comenta la música que le gusta), James Taylor habla del estado de ánimo que sintió en Formentera para componer “Carolina in My Mind”:   tristeza y nostálgia del hogar lejano… con este material se construyó una de las canciones más celebradas y favoritas del repertorio clásico de Taylor.

King Crimson – 40 aniversario de Formentera Lady ¡Felicidades!

En 1971 el grupo británico King Crimson liderado por el multi-instrumentista Robert Fripp y el guitarrista y letrista Peter Sinfield publicaron su cuarto álbum “Islands”, el grupo fue uno de los abanderados del rock progresivo que se realizaba por aquellos años.

“Islands” es un trabajo conceptual inspirado en la “Odisea” de Homero en el que se narra el viaje por el Mediterráneo de Ulises hasta regresar a su hogar en Ítaca.

Los textos compuestos por Sinfield con la música del mago de la guitarra Fripp se realizaron durante su estancia en Formentera, donde ya había escrito Sinfield algunos de los temas del disco “Lizard” publicado en 1970.

La relación de Peter Sinfield con Formentera e Ibiza se ha prolongado a lo largo de estos 40 años de forma intermitente pues ha tenido entre otras actividades la producción de grupos y la composición de temas para Emerson, Lake & Palmer, Celine Dion, Cher, Cliff Richard, Leo Sayer, Roxy Music y Premiata Forneria Marconi.

Sinfield desde que abandonó King Crimson en 1972 ha vivido en Formentera, Ibiza donde también residía su buen amigo el escultor de las liebres y los caballos Barry Flanagan, Barcelona y Mallorca, actualmente reside en Gran Bretaña desde donde se desplaza para sus recitales de poesía, una de sus últimas participaciones ha sido en el Festival de Poesía de Génova el pasado mes de junio.

Robert Fripp continúa su dilatada carrera de músico excepcional e innovador, en ocasiones con trabajos propios y otras con músicos de la categoría de Brian Eno, Andy Summers, David Bowie, Peter Gabriel o David Sylvian. Otra de sus actividades es la enseñanza en la construcción y el manejo de la guitarra, durante agosto de 2009 impartió uno de estos seminarios en Barcelona.

El viaje que nos narra en “Islands” King Crimson en busca de Ítaca-Formentera sigue con elipses temporales la narración de Homero, y en cierta forma tiene una estructura similar a la novela Ulises de Joyce,  es un álbum influenciado por elementos tan heterogéneos y etéreos como lo sagrado, la música clásica, el jazz europeo de vanguardia, el surrealismo y Miles Davis. En el tema para cuerda en formato de preludio  “Song of the Gulls”  el “accidentado” viaje de Ulises toma un respiro y nos lleva a un estado de ánimo próximo a la imagen de la cubierta del disco la nebulosa Trífida en la constelación de Sagitario.

La llegada a Ítaca se producirá después de sortear con éxito la isla de las Sirenas y recibir de la maga Circe importantes y sabios consejos, en el álbum estos momentos los representan los temas “Ladies of the Road” y “Sailors Tale”, de regreso tras vagabundear por el Mediterráneo Ulises volverá por fin junto a su amada Penélope,  “Formentera Lady”.

Sinfield y Fripp, prototipo de los músicos que en aquellos años unían a una sólida formación musical e inquietud innovadora una notable  formación intelectual y calidad literaria en sus composiciones, abordan en esta versión de la Odisea de Homero la herencia de una tradición épica seleccionando oportunamente los motivos legendarios sin permitirse el olvido de ninguna de las estampas esenciales que componen esta compleja obra literaria, fundamental en nuestra cultura  y en la que Homero expresa las cualidades que han de regir un sistema de pensamiento y de acción en la vida del hombre occidental.

La edición en CD  el año 2010 del magnífico “Islands” viene a confirmar este disco como uno de los trabajos más creativos, consistentes y destacables de la música contemporánea y uno de los mejores de King Crimson.

En este enlace puede ampliarse la información de este mítico grupo:

http://medias.diariodeibiza.es/suplementos/2011-02-04_SUP_2011-01-28_23_57_23_miranda.pdf

“Formentera Lady”

Casas encaladas, como heladas, custodian la pálida costa

rematada por cactus y pinos. Vago aquí, donde crecen la dulce salvia, las extrañas hierbas,

por un camino arrugado de piedras recocidas por el sol.

Ruedas polvorientas se oxidan al sol, muros de marrón rapé

que cruzan lagartijas españolas.

Aquí estoy, a la sombra de una higuera-dragón que me abanica,

rodeado de hormigas, meditando sobre el hombre.

Sacaré mis viejas cuerdas cuando se ponga el sol,

no hay cima que alcanzar mientras el sol siga brillando.

Formentera Lady, canta para mí tu son.

Formentera Lady, dulce amante

La luz de las lámparas brilla en las guitarras viejas que tocan los viajeros.

Niños de incienso danzan al son de un tambor.

Aquí cayó embrujado Ulises por la morena Circe, aún persiste su aroma, aún su hechizo.

La mano gris del tiempo no me hallará en el ocaso,

seré libre de ataduras y de rejas si brillan las estrellas.

Formentera Lady, haz tu danza para mí.

Formentera Lady, oscura amante.

 

 

El Consell de Formentera dedicó en 2009 una calle a esta legendaria banda de rock, está situada junto al paseo marítimo de Es Pujols.

Abajo Pete Sinfield en 1982 cuando vivía en Barcelona, participó junto con varios amigos, grandes músicos de la década de los 70, en el programa Musical Express del periodista  Àngel Casas.

www.songsouponsea.com

Pink Floyd

Pink Floyd, varios de cuyos integrantes tenían una relación con Formentera iniciada en 1967, crearon para la película debút del director Barbet Schroeder “More” una música que con el paso del tiempo ha ido descubriendo tonalidades y significados remarcables, muy actuales.
Tanto la película “More” como la banda sonora marcaron en el año 1969 un momento culminante para la historia de la música rock progresiva o psicodélica, acompañaron al cambio en la forma de vida por parte de la juventud. Formentera e Ibiza se convirtieron en el lugar soñado para encontrar la libertad, la metáfora próxima, casi real del paraíso de las islas.

Grupos como Pink Floyd y King Crimson pusieron “el sonido” a la vida de una generación que decidió apartarse del sistema que estaba dirigiendo, según muchos jovenes, el mundo hacia la autodestrucción y el consumismo desbocado. Tanto “More” como “Islands” publicado en 1971 por los King Crimson también con raíces personales en Formentera, fueron las músicas que hicieron soñar a millones de jóvenes alrededor del planeta que el amor y la libertad formaban parte de nuestro destino, capaces de detener la destrucción que se producía alrededor, evitar el colapso y el fin de etapa al que hemos llegado en el siglo XXI.

Una de las escenas más sugerentes de la película “More” en la que el joven enamorado lucha “quijotescamente” contra el molino de viento de Sant Ferran sirve para presagiar la perdida de su amada por parte del despechado don Quijote. La derrota una vez más de David frente a Goliat.

Mas información sobre Pink Floyd en este enlace:

http://medias.diariodeibiza.es/suplementos/2011-01-21_SUP_2011-01-14_23_45_30_miranda.pdf

En las dos fotos de arriba aparecen varios miembros de Pink Floyd en Migjorn,  agosto de 1967. Por encima de estas Syd Barrett con unos amigos en 1969.

Antoni Taulé

Extracto de la entrevista a Julio Cortázar realizada por Omar Prego.

“La fascinación de las palabras”, Buenos Aires, Alfaguara 1997

OP: En su libro de cuentos “Deshoras” hay un cuento muy particular “Fin de etapa”; donde vos le das al lector una serie de indicaciones que son casi como guiños cómplices; hay que estar muy atento para percibirlos. Pero al margen de eso, y no sé muy bien porqué, mientras lo leía estuve pensando todo el tiempo en De Chirico.

JC: Bueno, vos viste que ese cuento está dedicado a Sheridan Le Fanu, que creó tantos ambientes extraños, tantas casas donde después transcurren episodios en los que interviene lo sobrenatural, los vampiros, una serie de elementos de su época. Pero en primer lugar está dedicado a Antoni Taulé, él es un pintor catalán que vive entre París y la isla de Formentera una vez me mostró sus cuadros. Me sorprendieron mucho. En la mayoría de ellos el tema es habitaciones dentro de una casa, dentro de una casa que de inmediato te da la sensación de estar vacía. En la habitación que se muestra hay una silla, o una mesa, a lo sumo dos sillas y una mesa. Y cuando hay personajes, están casi siempre a una cierta distancia, de pie en la puerta, de espaldas. Todo lo cual da, evidentemente, un clima a la vez irreal y profundamente real. Es una especie de incitación a pensar que cada uno de esos cuadros es un instante de algo que todavía no ha sucedido, o que puede suceder en cualquier momento.

Taulé me había mostrado sus cuadros para pedirme que le hiciera un prólogo para una exposición. Yo no hago nunca prólogos para los pintores, sino que escribo textos paralelos. Cuando empecé a mirar de nuevo los cuadros -él me había dado reproducciones- los tuve ahí, delante mío, durante muchos días. Y de golpe surgió la idea de que todas esas habitaciones podían corresponder a un pequeño museo de provincia donde alguien hacía una exposición. Un museo al que llegaba esa mujer metida en un viaje -esto se nota enseguida- que era una despedida. Se trata de una mujer que está de vuelta de un amor que evidentemente ha fracasado y que simplemente pasea en automóvil.

Todo lo que sigue en el cuento -la trama, el hecho de su llegada al museo, su sorpresa, el detalle de que no alcanza a ver la última habitación y que luego siente la necesidad imperiosa de volver, el momento en que lo fantástico empieza a actuar, ese algo que la llama al museo- no sé cómo se me ocurrió, porque ya sabés que yo no sé cómo se me ocurren esas cosas. Pero la mujer vuelve al museo y en ese último cuadro, en esa última sala, encuentra su destino.

OP: Sí, pero ahí está ese desplazamiento del que ya hemos hablado. Porque cuando la mujer regresa al pueblo no vuelve al museo, sino a la casa que está representada en los cuadros. Y es ahí donde, a mi juicio, se produce el deslizamiento hacia lo fantástico. AL final se dice: “Podía irse cuando quisiera, por supuesto, y también podía quedarse; acaso sería hermoso ver si la luz del sol iba subiendo por la pared, alargando más y más la sombra de su cuerpo, de la mesa y de la silla; o si seguiría así sin cambiar nada, la luz inmóvil como todo el resto, como ella y como el humo inmóviles”.

Fundació Vila Casas Can Framis Barcelona . Exposición de Antoni Taulé  La magia del silencio del 27 de septiembre del 2010 hasta el 12 de febrero 2011

Marià Villangómez, poeta de las islas

Marià Villangómez (Ibiza, 1913-2002). Poeta y traductor. Su canto poético se impregna del paisaje de las Pitiusas y sus gentes, supera el mimetismo de la tradición y se mueve en unos parámetros mucho más amplios en busca de la poesía pura. Además de la influencia recibida del Novecentismo, es un gran admirador de los poetas de la Generación del 27 y de la tradición simbolista europea. En 1963 dio por concluida una densa y coherente trayectoria lírica (que recogió en tres volúmenes en 1986), para centrarse en el ensayo, el teatro y el artículo periodístico, pero sobre todo en las traducciones de poesía, que incluyen desde los sonetos de Shakespeare hasta obras de Keats, Baudelaire, Yeats y Dylan Thomas, entre otros. En 1989 le fue concedido el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes. Fue socio de honor de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana.

En sus poemas “L’altra illa” dedicado a Formentera y “Al-sabini” sobre el poéta árabe ibizenco Idris Ibn-al-Yaman al-Sabini al-Yabisi (Ibiza siglo X-XI) realiza en ejercicio de viaje fisico y mental a traves de los mas profundo del ser humano, el viaje consciente nos traslada en un ejercicio de bardo excepcional por una cosmogonía de un valor inconmensurable desvelada por un poeta mayor.

La asociación de Amigos de la Biblioteca Internacional organizó el año 2001 unas jornadas de estudio y difusión de la obra y de la trayectoria vital de Villangómez con una gran participación de público.

La otra isla

Venía por los caminos de este mundo mío roto en islas. Formentera…

Otra vez un gusto distinto. Diré mis pasos, no sé encontrar la fórmula

sencillamente, en cierto orden o desordenadamente.

El cielo aquí es muy grande, y se alarga el crepúsculo interminablemente.

………

Me encuentro a mí mismo, ya estoy allí donde quería,

junto al molino, con distancias en torno tan amigas,

y sé que no podré escoger aquellas pocas palabras

-por eso hablo tanto- con las que explicaría mi mundo,

mi soledad siempre acompañada, mi interior y abierta Formentera.

Traducción de Antonio Colinas.

“Caminos y días” . Marià Villangómez Llobet

Antología poética . Colección Visor de Poesía

Alberto García-Alix

Ibiza, verano 1995.

En el puerto nos recibió Susana… Fue ella quien, entre beso y beso, me habló de Formentera. Ir tenía tintes de aventura. A estribor de La Joven Dolores atamos la moto y en una hora, y algún minuto de más, llegamos. Desde entonces, y con los ojos cerrados, podría asegurar que lo más cerca que estuve del paraíso ha sido en esta isla.

En ella he amado y me he perdido. En sus aguas flota el mar de mi conciencia… Locuras. Vaivenes emocionales, afectos y amores… En esta roca del Mediterráneo fui feliz como nunca y triste. Tanto que una vez mirando el reflejo de la luna llena en el mar, vi una tumba. Enterré allí un sueño. Aquel día odié la isla. Sentí que me echaba..

Las islas tienen eso, igual que te acogen, te echan, sólo es cuestión de darles tiempo.

Regresé años más tarde… Me había perdonado a mi mismo.”

Lo más cerca que estuve del Paraíso, nuevo libro del fotógrafo Alberto García-Alix, está coeditado por el museo Es Baluard y La Fábrica Editorial. El libro incluye 64 fotografías en blanco y negro realizadas íntegramente en las Islas Baleares entre los años 1994 y 2010. En las imágenes, García-Alix retrata los recuerdos y los personajes que le marcaron a lo largo de estos 16 años de visitas a las islas Pitiusas. Los textos de Aina Calvo, presidenta de Fundación Es Baluard; Cristina Ros, directora del museo; Nicolás Combarro, comisario de la exposición y de Alberto García-Alix, completan el libro.

Según informa la editorial La Fábrica, en el catálogo “Lo más cerca que estuve del Paraíso” puede verse una selección de las fotografías tomadas por Alberto García-Alix a lo largo de más de 15 años de visitas a las islas Pitiusas. En ellas se aprecia un halo de hedonismo y libertad semejante a las imágenes que acostumbra a fotografiar, solo que con la capacidad de trasladar los sonidos y olores del Mediterráneo más puro.

García-Alix viajó por primera vez a Ibiza en 1974, aunque los primeros negativos de la isla datan de 1981. Sin embargo, hasta 1989, no visitó Formentera, y desde entonces esta isla, como afirma el comisario de la exposición, Nicolás Combarro, “vuelve recurrentemente a su vida”.

“Jerome y Malo, Bruce y Toni, Jesús, Philippe, Pascal, Chano, Andrés, César, Manu, El Mendrugo. Y tantos otros”. Las fotografías aquí tomadas y el texto por él escrito para el libro, retratan a personajes claves en su vida, pilares importantes de su pasado y, por lo tanto, su recuerdo.

Los textos de Aina Calvo, presidenta de Fundación Es Baluard; Cristina Ros, directora del museo; Nicolás Combarro, comisario de la exposición y de Alberto García-Alix, completan el libro.

La exposición
Es Baluard exhibe por vez primera las fotografías realizadas en tres de las Islas Baleares. La muestra Alberto García-Alix. Lo más cerca que estuve del Paraíso, que podrá verse hasta el 9 de enero de 2011, está comisariada por Nicolás Combarro e integra 58 fotografías en blanco y negro realizadas en las Baleares entre los años 1994 y 2010, así como una proyección de un diaporama con 200 imágenes del artista.

Además de la exposición, el museo Es Baluard acogerá un taller impartido por Alberto García-Alix los días 13, 14 y 15 de septiembre que estará dirigido a personas con conocimientos avanzados en fotografía, previamente seleccionadas por la organización del taller, siendo así una oportunidad única para intercambiar experiencias con el ganador del Premio Nacional de Fotografía 1999.

El 15 de septiembre, tendrá lugar una conferencia abierta al público impartida por el fotógrafo y donde también se presentará el libro Lo más cerca que estuve del Paraíso.

Datos sobre el autor
Alberto García-Alix (León, 1956) ha realizado desde 1981 numerosas exposiciones, entre las que destacan las celebradas en el Círculo de Bellas Artes (PHotoEspaña, 1998), el Museo Español de Arte Contemporáneo (2002), Les Rencontres Internationales d’Arlès (2007) y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (2008). Ha publicado más de una docena de libros de fotografía, como Bikers (1993), Alberto García-Alix. Fotografías. 1978-1998 y Llorando a aquella que creyó amarme (2002).
Su faceta de escritor se ha visto reflejada en la publicación de alrededor de cincuenta textos ensayísticos, relatos y cuentos en prensa diaria, revistas culturales –Sur Exprés, El Europeo, Eñe. Revista para leer, Matador…–y libros de imágenes como No me sigas… estoy perdido (2006), De donde no se vuelve (2008) o Moriremos mirando (2009). Como editor, creó la revista de culto El canto de la tripulación y codirigió la colección Los Libros del Cuervo.

Ha recibido los principales premios españoles en reconocimiento a su carrera: Premio Nacional de Fotografía (1999), Premio Bartolomé Ros de PHotoEspaña 2003 y Premio de Fotografía de la Comunidad de Madrid (2004). Su obra más actual se ha desarrollado también en Francia y China, países donde ha trabajado y residido.

Recientemente, García-Alix ha firmado varios vídeos de creación donde palabra e imagen se fusionan con igual fuerza expresiva, como Tres vídeos tristes (2006) o su última producción hasta la fecha, De donde no se vuelve (2008).

La exposición “Lo más cerca que estuve del paraíso” en formato reducido estuvo en Formentera desde el 31 de mayo hasta el 26 de junio de 2010, siendo hasta la fecha una de las muestras más visitadas.
El libro “Lo más cerca que estuve del paraíso” está a la venta por 35 euros, a través de la página web www.lafabricaeditorial.com

Can Marroig

Can Marroig fué un centro cultural alternativo creado por Dana Wright, funcionó desde 1983 hasta la primavera de 1994. Allí se organizaron cursos de energías solar y eólicas, reciclaje domestico, agricultura biológica, representaciones de teatro, conciertos de música pop, rock, clásica y étnica, también hubo actividades de carácter espiritual y de meditación: yoga, zen, budismo, etc. El Govern  Balear obligó al cierra del centro cultural al dedicar Can Marroig al “Proyecto Virot”, este ave nunca fué visto en la zona, ni antes ni ahora.

Actualmente Dana Wright prepara varios trabajos literarios, uno de ellos relacionado con su experiencia en Can Marroig.

Maxwell Moya Wright:

“Nací en París, mi madre es americana y mi padre francés. A los tres meses de nacer nos fuimos a Formentera. Crecí en una casa cultural, Can Marroig, que mi madre montó en una masía abandonada. Vivimos allí once o doce años. El arte era el día a día. Desde el dueño de la masía, a un pintor alemán, pasando por quienes venían a hacer conciertos en la parte de abajo de la casa. Todas las noches podían llegar a juntarse unas quinientas personas… era una locura. Desde fuera podría haber parecido hippie, pero aunque fuese un centro un poco caótico, mi madre quería hacer propuestas que tienen mucho que ver con el siglo XXI: vivir en el campo; poder cultivar la tierra; teníamos un molino que habíamos rehabilitado donde los niños venían a pasar el verano….

Viví allí hasta los dieciséis años, muy en contacto sobre todo con la música, porque desde los nueve años ya estaba en las fiestas que se organizaban… Me acuerdo que alguien se dejó unas congas en casa y empecé a tocarlas hasta que me volví un adicto a los tambores. Aunque Dana, mi madre, fue mi primera escuela. Desde pequeño oía los ruiditos que hacía en la cocina con todos los utensilios. Me acuerdo del sonido del mortero de madera… Creo que empezó a gustarme la percusión gracias a ella. Me llevaba en moto al colegio y cantábamos y tarareábamos rítmicamente. Lo que hago ahora es una evolución de lo que mi madre me metió en las venas desde que era muy pequeño.

Un año más tarde nos fuimos a Londres. Fue un impacto muy fuerte para mí porque pasé de estar en una islita a ir a una ciudad en la que estaban pasando mil cosas. Allí me especialicé en una escuela de artes escénicas con teatro, danza y música. A los dieciocho años acabé la escuela y busqué universidades que me gustaran. Me enamoré de Dartington que es una escuela que está al suroeste de Inglaterra, bellísima, en el campo, en la que se tocaba música, se hacían performances y teatro alternativo. Aquella forma de teatro me parecía demasiado elitista, así que me centré en la música, primero con grupos de la escuela o para acompañar a los músicos en sus exámenes y luego vinculando música y teatro.

La historia con Ojos de Brujo comienza un verano estando en Formentera. Entre el 95 y el 96 conocí a Juanlu y a Dani Carbonell y empezamos a tocar. Montábamos fiestas en las cuevas de los acantilados. Después de acabar la universidad volví definitivamente a Barcelona y recuerdo que les volví a escuchar en 2000.Un día me llamaron… sustituí a Beto y al final acabamos quedándonos Xavi, Sergio y yo. Así es como llegué a la banda. Ahora compagino Ojos de Brujo con otros proyectos de composición para cortos y alguna cosa más. ¡Hambre artística nunca faltará! “.

www.myspace.com/maxmoyawright

Ojos de Brujo ganó un Grammy Latino en 2007